dilluns, 10 d’abril de 2017

Correo desde Argentina. La historia de Tachuela

(Escrito por Natalia 😉)

La última sesión de hoy en clase ha sido... Muy bonita. Nos hemos bajado al patio a leer una historia que nos ha dejado Elena Borrás Alcaina (maestra de 1°C) y una carta que nos ha mandado Jorge Gisbert desde Argentina, un amigo de Noni. Hemos hablado de refugiados, de igualdad y desigualdad, de nuestra suerte, de la valentía de las personas que, como Jorge, se mueven de verdad para cambiar el mundo y luchar por uno mucho mejor, olvidando sus propias comodidades y viajando donde residen los problemas.
No hemos hecho sumas, restas o multiplicaciones, pero hemos abierto un poquito más los ojos, la mente y el corazón hacia un mundo que necesita mentes abiertas y críticas, mejores personas y muchas ganas de darle la vuelta a la tortilla de la injusticia.
Hoy ha sido una tarde bonita porque todos han aplaudido de manera espontánea cuando he terminado de leer la carta, porque han gritado "¡Ole, Jorge!" y vitoreado sus últimas palabras, porque sabemos quiénes son los refugiados y hemos aprendido que nuestros abuelos y bisabuelos, respectivamente, una vez también lo fueron, porque hemos sabido por alguien que una vez fue un niño como nosotros que, allí donde él vive ahora porque así lo ha elegido, hay niños de nuestra edad que no van al colegio y que nunca podrán cumplir sus sueños.
Ha sido una tarde bonita porque, gracias a todo lo que hemos hablado, ha surgido el espíritu crítico entre mis alumnos, han prometido querer cambiar el mundo, algunos incluso yéndose como Jorge, y todos empezando por nuestro día a día.
Y es por eso que antes de irnos a casa hemos hecho un pacto: desde mañana hasta nuestra vuelta de Pascuas vamos a poner una cara feliz por cada día en que no nos quejemos por ninguna de las cosas que normalmente nos quejamos: cansancio, comida que no nos gusta, ropa que no tenemos, actividades que no queremos hacer, que es lunes de nuevo... Es un retazo. Pero es bonito. Porque si hoy hemos reaprendido algo es que TENEMOS MUCHA SUERTE DE HABER NACIDO DONDE LO HEMOS HECHO.
Gracias Jorge por tus palabras y tu tiempo desde allí y Elena por tu bonito cuento. 💖😍